2009: Para no perder la costumbre … ¡Quito bicampeón!

Sorprendentemente luego de haber conseguido el título de campeón nacional Fernando Herrera renunció a la presidencia de Deportivo Quito. Ante esta situación asumió el cargo el Ing. Jorge Burbano quien finalmente logró mantener el 95% del plantel campeón y por discrepancias con Carlos Sevilla contrató a Rubén Darío Insúa como nuevo DT del equipo. Junto a Insúa llegaron Nicolas Ascencio, Daniel Mina, Geovanny Caicedo y Ángel Escobar como refuerzos nacionales.

Una vez pasada la euforia del título 2008 se empezaron a sentir los estragos financieros institucionales. El equipo estaba en la quiebra financiera, no había liquidez, los sueldos empezaron a retrasarse y los jugadores como medida de presión paralizaron sus entrenamientos.

En medio de la crisis (y a pesar de haber quedado eliminado en primera ronda) el equipo hizo una Copa Libertadores aceptable sumando 8 puntos, ganando 1×0 a Estudiantes y empatando 1×1 ante Cruzeiro equipos que posteriormente serían los finalistas del certamen continental.

Durante el primer semestre del año la dramática inestabilidad institucional no permitió que el equipo clasifique a los cuadrangulares, entre tanto en la parte administrativa Burbano presionado por socios e hinchas abandonó el barco para dar paso a Ricardo Acosta personaje que tampoco pudo solucionar la crisis, al contrario una de las primeras medidas que Acosta tomó fué despedir a Insúa, situación que finalmente no sucedió.

Sin credibilidad ni apoyo Acosta llamó a elecciones. Es así que asume las riendas del club un grupo de gente seria encabezados por Santiago Ribadeneira.

Ya con el apoyo de la nueva directiva Insúa renovó el equipo. Prescindió los servicios de jugadores como Martín Mandra y Leider Preciado para contratar a Iván Borguello, Marcos Pirchio y Franco Niell, jugadores argentinos que junto a Mauricio Donoso conformaron la cuota extranjera para el segundo semestre del año. También se repatrió al gran capitán de la selección nacional, Iván Hurtado.

Futbolísticamente el equipo empezó rápidamente a cosechar resultados positivos. La línea de tres de Insúa empezó a funcionar a la perfección, los extranjeros se enchufaron enseguida y el equipo empezó a escalar posiciones hasta terminar en el primer lugar de la segunda etapa con un punto de bonificación para el cuadrangular final que tendría que disputar ante Liga, Manta y Macará.

El cuadrangular por el título encontraría a La Academia en su mejor momento físico y futbolístico. El equipo terminó en primer lugar invicto y sin recibir ni un solo gol en contra despachando al “favorito” Liga de Quito al empatar 0x0 en el Atahualpa y venciéndolo 1×0 en Ponciano. Una vez más al igual que en el 2008 LA AKD dejaba en el camino a su clásico rival y demostraba que MARIDO ES MARIDO.

Paralelamente a la parte futbolística, en la parte institucional mediante una reforma de estatutos aprobada por los socios del club el equipo pasaba a ser administrado por la empresa española SEK, empresa que incursionaba en el fútbol ecuatoriano para cubrir los huecos financieros de SDQ y posicionar su prestigiosa marca a través de nuestra Institución.

El rival de la gran final era el D. Cuenca equipo que venía haciendo una buena campaña en su respectivo cuadrangular despachando sin contemplaciones al otro “favorito” Emelec.

El partido de ida de la gran final jugado en la ciudad de Cuenca ante una gran presencia de hinchas quiteños Deportivo Quito empató 1×1 con el Cuenca. El gol de La Academia lo anotó Marcos Pirchio.

La gran final del campeonato que se jugó un 5 de diciembre La Academia se proclamó campeón 2009 al vencer 3×2 a su rival con goles de Daniel Mina y Michael Arroyo en dos ocasiones para sellar el primer Bicampeonato en la historia de Sociedad Deportivo Quito.

 

¡SALUD BICAMPEONES!

Deja un comentario