Años difíciles.

Desde 1973 tuvieron que transcurrir varios años para que la divisa azulgrana del Deportivo Quito vuelva a la estelaridad.

Sin embargo fue la dedicación de sus directorios presididos por el Ing. Ney Mancheno, Francisco Acosta Espinosa, Iván Pastor Salvador, Carlos Serrano Lusetti y Luis Chiriboga Acosta.

deportivo-quito-historia-decada-70-quito4a

Parados: Lincon Utreras, Milton Pazmiño, Arturo Alvarado, Eulogio Quintero, Alejandro Trillo (argentino), Ramón Valencia y Ernesto Guerra Galarza (DT). En cunclillas: Ramoncito Chiriboga (quinesiólogo), Wilmer Gomez, Rafael Alberto Robila (argentino), Victor Manuel Battaini (uruguayo), Oscar Milber Barreto (uruguayo) y Pablo Paredes.

El Deportivo Quito y su hinchada vivieron una época de sinsabores, con más reveses que éxitos, en que
se codeó con el descenso, jugando, en la etapa de marcada inestabilidad, varias temporadas en la serie “B”, de la que salió imponiéndose en los torneos que disputó.

El predominio futbolístico pasó a El Nacional, convertido en sensación, tanto que se coronó en dos ocasiones tricampeón (1976-1978 y 1982-1984).

La “Academia”, como puntualiza el periodista Gonzalo Melo Ruiz, ha sido uno de los pocos equipos ecuatorianos que se ha dado el lujo de vender jugadores a otros países, generalmente Europa.

Tras descender, con una magra campaña, en el torneo finalización de 1979 a la serie “B”, ya que se ubicó último con solo dos victorias, 5 empates y 11 partidos perdidos, 33 goles en contra y 20 a favor, Deportivo
Quito cuando cumplía 25 años de vida deportiva, rayó a gran altura en el torneo del año siguiente. Iván Pástor se mostró un gran equipo “fuera de lote”. Perdió un solo cotejo contra Deportivo Quevedo. En el encuentro final, el 14 de Julio en el “Atahualpa” superó 2-1 a Macará con goles del argentino Walter Bares y Fernando Baldeón a los 16 y 53 bajo la dirección técnica de Manuel Battaini.

deportivo-quito-historia-decada-70-equipo72

De regreso a la división de privilegio, en el segundo certamen de 1980, el domingo 28 de Septiembre ganó
4-3 a Barcelona. Volviendo con sus fueros mostrando aquella vieja y sagrada tradición que colocó a la divisa azul y grana en un lugar preferente en el balompié nacional, Deportivo Quito transformó una derrota que parecía traducirse en goleada, en una victoria sensacional, labrada sobre la base de
sacrificio, amor propio, espíritu de lucha y calidad.

One Comments

  • Anónimo 14 / 09 / 2016 Reply

    Buenos días
    Tengo unos recortes del diario el Comercio, en los que aparece la alineación para un partido de fútbol del Deportivo Quito, en esta Ramiro Sisalema, mi padre, me gustaría saber si es posible, pasarles la foto y ustedes la agreguen al sitio.

    Gracias
    Henry Paúl Sisalema

Deja un comentario