Con colectas de papel pero ardiendo de pasión

Me acuerdo cuando Lola Beccaria vino a nuestro país, la escuché por radio, habló de su Atlético de Madrid. Ella es Doctora en Filología de Universidad Complutense, trabaja en la Real Academia Española como lexicógrafa y lingüista, es escritora española de la novela “una mujer desnuda”.
“(…) muy sufrido… la hinchada fiel… yo creo que ser un hincha de un equipo es algo que tiene que ver casi con las raíces emocionales… del Atletic son gente modesta y más del pueblo… es un equipo modesto y al mismo tiempo tiene una fuerza increíble… se crece en los momentos más tremendos… el perfil del hincha… es un misterio… Atletic es ese equipo romántico… al vencer es… como el triunfo del equipo modesto frente al prepotente… y cuando eso ocurre ahí es cuando te das cuenta que ni todo el dinero del mundo puede construir un equipo invencible y que de pronto un equipo que esté unido pues realmente es el que vence… es un mensaje de esperanza… tenemos algo más valioso que es la unión, la ilusión y las ganas de vencer… esa magia…”.

(..) Los del Atletic no van porque su prioridad sea ganar, sino porque hay UN ESPÍRITU que es el que arde en esas gradas”.

http://lared.com.ec/index.php/mundo/item/24694-lola-becaria-emocionada-por-el-titulo-obtenido-por-el-atleti
Estarán de acuerdo que esto también nos pasa a nosotros, 40 años de viajes y de aguante, pero esta hinchada se ha mantenido, por estos divinos colores esta hinchada necia de utopías sigue ardiendo de pasión, sigue siendo romántica hasta los tuétanos.

Otra vez, estamos en una dura semana, sin embargo, también estamos huérfanos de dirigencia; leía El Comercio y quizá pueda ser exagerada la noticia, pero de igual manera se me movió el sentimiento azul grana al leer un encabezado: “Tres jugadores organizan las colectas en el Deportivo Quito”.

“Empanadas de verde y hamburguesas que cuestan USD 1. Una funda con 40 panes y 40 yogures sirven como alimentación de los futbolistas… Santiago Morales, Juan Guerrón, Walter Iza, entre otros, ayudan al fondo común con cuotas que van entre USD 1 y 5 para comprar panes para desayunar o para después de las extenuantes prácticas. (El Comercio, 2016, edición del 16 de marzo)

Se me parte el alma, se me pone los cabellos de punta. Siempre está la idea de crear una Sociedad anónima (para que no nos caiga deudas, excepto las que podamos negociar) entre hinchas que de a poco capte bienes y servicios de su misma gente, que gestione jugadores de fútbol de la AKD para sustentar procesos básicos de nuestra institución con el fin de que algún día podamos tomar el mando y terminar con los mecenas y con las administraciones carentes de un mínimo de transparencia, que no exigen rendición de cuentas por la vía legal en declaraciones juramentadas a todos los involucrados.

Varias veces hemos pasado por penumbras, varias veces nuestros trabajadores administrativos y jugadores han estado impagos, varias veces hemos recibido un golpe de ánimo por el linchamiento mediático, pero eso sí, siempre hemos estado juntos, siempre persistimos, siempre –y con mucho esfuerzo– hemos recolectado algo de dinero para pagar unas camisetas a las inferiores, para pagar un pasaje de avión a los jugadores, para hacer una minga, o algo por el estilo desde nuestras contadas posibilidades.

En estas “duras” necesitamos más compromiso. Todas las veces de local, como este sábado por venir a las 16:00, necesitamos revivir lo que mencionó nuestro actual jugador, Juan de Dios Lastre en el estadio Atahualpa en la victoria ante Manta por 1 a 0: “Cómo se lo explico… hasta el llanto se me salió por ver a esa hinchada que nos apoyó a pesar de los problemas… Cantaron desde el momento que entramos a la cancha… ‘vamo AKD, vamo AKD, vamo AKD’, eso inspira, llena, da alegría. Que nos apoyen de esa manera a pesar de estar en la Serie B no tiene precio…”.

http://www.elcomercio.com/deportes/futbol-serieb-juanlastre-deportivo-quito.html

Así que compañeros/as a pesar de que varias veces nos hemos caído de los sueños en que algún dirigente nos puso, vamos hacia adelante; esta hinchada humilde, de pueblo, de corazón quiteño, seguiremos apoyando, jamás claudicaremos. Con el Quito hasta el final, con el Quito hasta la última gota de esfuerzo digno por levantarlo, con el Quito hasta el último aliento, y si es el caso para caer mirando al cielo y haber luchado en buena lid.

Comentarios