Somos del Quito señores

Equipo de nombre divino, de la ciudad emblema del país: Sociedad Deportivo Quito.

Desde 1937, diste lucha y en tu primer año en la máxima categoría del fútbol de Pichincha ya fuiste subcampeón de la misma, cómo olvidar 1944: “Argentina, Vice-campeón de Quito, vence al 9 de Octubre, ayer 5 a 2 (…) adolescente cuadro ‘Argentina’ Vicecampeón local, que dio un campanazo en su breve historia…” (El Universo, 1944, edición del 25 de sept.)

Te inspiraste en las calles y plazas de Quito como en el 28, en el 40, y en el 55, te esforzaste con cariño por la gente humilde que te apoyó, en La Tola, San Marcos, El Toril, La Chilena, La Alameda, El Ejido, San Roque y otros; creciste con una pelota de trapo, y te acompañó la magia de “La Plaza del Teatro”. Tu sentimiento se desborda por llevar los colores insignes de tu ciudad, te educaste con la historia del “Teatro Nacional Sucre” porque sabes que se construyó en honor al Mariscal Antonio José de Sucre, desde las aulas seguiste su ejemplo: Sucre al ser héroe de nuestra patria frente a la adversidad del imperialismo español, y tú con el fútbol de “Academia” frente al poderío institucional de la educación universitaria, de los militares y de los petroleros.

Desde niños, nos enamoramos de tu nombre, origen, colores, e hidalguía; somos azulgranas incansables que suspiran días mejores, cual lo hicieron nuestros queridos viejos, nuestra esperanza es inagotable, para vencer así mismo: la adversidad. No es fácil, ¡es durísimo!, y más si no tienes dinero, no cabe de otra, seguimos siendo luchadores y perspicaces creativos.
No somos la élite, somos del barrio, ¡Somos placeros, a mucha honra!

Algunos pueden pagar una sociatura, algunos son abonados, otros prefieren pagar 5 u 8 usd, pero a varios de nuestra hinchada cuando acuden al estadio, seguro les cuesta hasta su propia comida; nadie sabe la realidad de nuestros hermanos de gradas. Por lo dicho, es mejor pagar 2×1 para los esposos, y un 3×1 para todos los hermanos menores de edad. Cada domingo, y cada aliento tiene su propósito: la de apoyar a nuestros colores divinos, sin negar que también nos interesa ganar una copa, pero jamás ha sido ni es lo esencial; no somos un Club de élite que tiene vasallos a su disposición que tocan trompetas anunciando que su amo se va de cacería, lo que sí pedimos con vehemencia: es que la entrega deportiva sea siempre para con la camiseta, incluso por respeto a nuestros ancestros, que a veces hasta con zapatos remendados fueron alzados en hombros por su pundonor deportivo, por eso somos de gran aliento, con corazón de poetas, perseguidores de utopías, felices por nuestro ilustre sacrificio.

No nos olvidemos que Deportivo Quito enfrentó finales de Campeonato Profesional en 10 ediciones, de los cuales, ganó 7 campeonatos.

No nos olvidemos que el primer equipo capitalino en disputar una final de campeonato nacional lo realizó el Deportivo Quito contra Emelec el 31 de enero de 1962 por el torneo del 61, el cuadro “chulla” venció a Emelec por 3 goles a 2, el partido de vuelta se suspendió porque Deportivo Quito jugó con 1 juvenil no inscrito regularmente en la victoria que tuvo días antes frente al Club Patria; Deportivo Quito perdió los puntos respectivos.

No nos olvidemos, el primer “tricampeón profesional” del Ecuador, es Deportivo Quito (1955 a 1957) disputando el campeonato provincial de Pichincha.
Que el primer equipo capitalino en vencer un partido profesional final de campeonato propiamente dicho, fue el Deportivo Quito que jugó un partido extra contra Liga; este encuentro fue realizado el 18 de diciembre de 1955, Deportivo Quito ganó por 2 goles a 1. (Vásconez Eduardo, 2013, p. 190)

Sociedad Deportivo Quito fue el primer equipo de la capital en romper la hegemonía de los poderosos equipos del astillero (Barcelona SC y Emelec) en el torneo profesional nacional de 1957, al ganar 2 a 1 y 1 a 0 respectivamente en la ciudad de Quito; en cambio Aucas no pudo derrotarlos. En 1958 y 1959 no se jugó ningún torneo. En 1960, nuevamente el Deportivo Quito fue el único equipo capitalino en romper la hegemonía del Guayas pues había que jugar 4 partidos de local: venció 1-0 a Barcelona, 2-1 a Emelec, 3-0 a Everest, y empató 1-1 con Patria. L.D.U., España y Macará, perdieron 2 encuentros cada uno, Liga empató 2 veces, los restantes vencieron y empataron 1 vez cada uno.

El primer torneo profesional nacional en disputarse con 12 equipos en un juego de todos contra todos, se realizó en 1968, Deportivo Quito quedó campeón con 45 puntos, y Barcelona SC subcampeón con 43 puntos.
Hasta 2013 “El Nacional” siempre ha tenido ventaja futbolística sobre todos los equipos: 90 victorias sobre las 79 de Barcelona, 73 victorias sobre las 66 de Liga, 89 victorias sobre las 75 de Emelec, pero con el Quito existe un empate técnico: 58 victorias para D. Quito versus 60 de El Nacional.

No nos olvidemos que Deportivo Quito enfrentó finales de campeonato en 10 ediciones de los cuales ganó 7 campeonatos: no he tomado en cuenta la final ganada contra Emelec del 61 ya que por reglamento fue sancionado con rebaja de puntos, por consiguiente no consiguió el campeonato; en el 54 perdió contra Liga el último partido del torneo que se convirtió en el encuentro de definición de campeonato, en el 55 empataron puntos con Liga por lo que tuvieron que jugar 1 partido adicional de desempate, venció D. Quito; en el 56 D. Quito venció a Liga en el último partido del torneo que definía al campeón, en el 57 faltaba un último juego del torneo a disputarse ya que con Aucas estaban empatados en puntos, el último encuentro coincidentemente se enfrentaron ambos, D. Quito venció el encuentro. En el 60, la Akd jugó contra Liga el último partido del torneo que se volvía definitivo del certamen, empataron, pero aquello fue suficiente para que Liga sea campeón. En el 63 jugó el último partido del torneo con Liga, este encuentro también fue definitorio de campeonato, D. Quito venció el encuentro. En el 64, Nacional, Liga y D. Quito empataron en puntos por lo que disputaron un partido final entre sí, D. Quito venció a Liga, acto seguido venció a Nacional, Deportivo Quito se coronó campeón, pero esta vez a nivel nacional. En el 88 se enfrentó con Emelec que quedó campeón, en Quito empataron y D. Quito perdió en Guayaquil; en el 2009, la AKD quedó bicampeón frente a D. Cuenca, empataron en la ciudad de Cuenca, y D. Quito venció en la ciudad de Quito. Y finalmente en 2011 contra Emelec, D. Quito quedó merecidamente campeón ganando ida y vuelta, tanto en Guayaquil como en Quito.

No nos olvidemos que desde marzo del 98, D. Quito es el equipo ecuatoriano que tiene el invicto más alto (junto con Nacional) en el Ecuador en partidos internacionales de Libertadores y Sudamericana con 21 enfrentamientos: 18 PG (11 en Lib. y 7 en Sud.) y 3 PE (solo en Lib.). Cabe anotar que en estos torneos internacionales, D. Quito ha tenido que enfrentar a 2 equipos ecuatorianos teniendo ventaja sobre Barcelona (en Quito al ganarle 1 vez, y empatarle en 2 ocasiones, y en Guayaquil al empatarle por 3 ocasiones, mientras que Bsc nunca nos ha podido ganar); y también sobre Emelec (al ganarle en Quito por 2 ocasiones y 1 vez en Guayaquil, mientras que Emelec nos ganó 1 vez en Guayaquil).

Deportivo Quito siempre ha sido de primera, y de primera no se va.

Deportivo Quito nació humilde, y aunque no tiene estadio, grandes complejos deportivos, sedes sociales, poderío económico, político, u social, su gente lo va a seguir sosteniendo.  !Esta hinchada no abandona!, jamás le faltará el compromiso de sus seguidores, jamás se apagará el espíritu de esfuerzo, más bien, siempre estará el amor a sus nobles colores, siempre el anhelo para retomar el fútbol de “Academia”. No nos olvidemos, que con tanta desventaja, el Quito querido alcanzó la gloria: D. Quito fue campeón en la máxima categoría respectiva en 1950, 1955, 1956, 1957, 1963, 1964, 1968, 2008, 2009, 2011. También fue subcampeón de la misma en 1944, 1952, 1960, 1985, 1988, 1997.

Recordemos que los 2 partidos de fútbol oficiales de la máxima categoría más antiguos aún en pie en el Ecuador, tanto en Guayaquil como en Quito, iniciaron por primera vez en el campeonato de máxima amateur de sus respectivas provincias, Barcelona – Emelec en 1943, y D. Quito – L.D.U. en 1944.

“(…) el S. C. Quito fue antecedente de Sociedad Deportiva Gladiador (…) el S.C.Q se transformó en Deportivo Quito… por falta de continuidad se perdió temporalmente…” (Patricio Ycaza, 1996, p. 12) El exjugador Cesar León del C. S. Quito (1908) impulsó a nuestro equipo cuando eran niños/adolescentes, Carlos “Ceguel” Guerra conformó el equipo inicial de S. D. Argentina, también con integrantes que venían del legado del equipo de 1928 impulsado por Segundo Ronquillo: “(…) formé el Club Juvenil del Argentina, sin pensar que llegaría al profesionalismo (…) que a una sesión asistió el embajador de la República de Argentina, Don Manuel Viale Paz y como quiteños nacimos en la Plaza del Teatro.” (Cruz Joselo, 1984, entrevista)
Galo Plaza Lasso, jugador del Gladiador (quinta categoría del Sport Club Quito) acudió a nuestra asamblea institucional de 1955 (Presidente del Ecuador en el período 1948-1952) y expuso: “(…) los grandes equipos no pueden desaparecer de la noche a la mañana, porque existen hombres que defienden en la cancha una serie de hechos importantes; por eso, propongo que el nuevo nombre sea el de la ciudad de Quito, que bien lo merece el club llevar su nombre y sus colores.” (Cruz J. y Egred J., 2001, p. 7)

Vamos AzulGranas:

Estrofa (I)
Llegando a la cancha, apretando en el paso, pegándole al bombo hoy la vuelta a “vamo” a dar;
con los trapos en el viento, te venimos hoy a ver, ¡gritamos con orgullo: “vamo” al frente la Akd!
CORO
¡Este sentimiento no lo vamos a cambiar!, ¡se lleva muy adentro!, ¡adentro, adentro en el corazón!
¡vamo, vamo, vamo, vamo, vamo la Akd!, ¡tu hinchada está presente!, no podemos retroceder.
(…) Estrofa (III)
(…) retumbando en el cemento, tu gente está de pie, ¡soy del Quito hasta las huevas!, ¡siempre he sido y lo seré!

 

Querido Deportivo Quito, naciste humilde, y aún lo sigues siendo, 75 años de aguante, 40 sin Copas, pero no estás solo: ¡Aquí está tu Gente!

Comentarios