Vélez pereció por su terquedad en un Deportivo Quito que se desangra

, Editoriales

 

¿Por qué La Academia capitalina perdió cinco puntos en dos partidos?

El mayor defecto de los técnicos en el mundo es la necedad. Muchos son obstinados con esquemas, con jugadores que no funcionan o con temas y al grado extremo aparece Van Gaal que puede cambiar una estrategia en cinco minutos o mandar un arquero en los suplementarios para que ataje los penales.

Paúl Vélez es un entrenador inteligente y se ve que se actualiza de manera frecuente. Pero, en éste Deportivo Quito cayó en esa terquedad de sabelotodo que no lo llevó a ninguna parte. Cinco puntos en dos partidos. Los primeros dos frente al colista del campeonato Liga Deportiva Universitaria de Loja, en este encuentro tal vez no tuvo toda la culpa pero sus jugadores se confiaron, bajaron los brazos no le hacían caso y al final del partido el último de la tabla se llevó un valioso punto y los hinchas comenzaron a percibir que los dirigidos por Vélez no le paraban pelota.

Antes del gol lojano, Franklin Salas ingresó y erró una situación clarita después de un pase de Andrés Justicia,  algo que nadie entendió, el `Mago? en vez de definir certero prefirió un pase melindroso que entregó al contrario, bien dicen que algunos no le quieren al Deportivo Quito. Error o traición, eso sólo queda en la conciencia de Salas. Ahí se terminó el partido incluso no se arriesgó más, a pesar de que los de Giovanni Cumbicus se encontraban con diez hombres. Cinco puntos perdidos frente a  dos adversarios  que se quedaron con diez jugadores toda la etapa complementaria.

Segunda partida, frente al River Plate de Guayaquil en cancha sintética, y con un viaje de ocho horas a sus espaldas. Eso no nos compete, todo  el mundo sabe la actual situación y ahora su renuncia es una levadura más al pan del problema institucional que vive la Academia del Fútbol. Pero a pesar de los desaciertos del destino para el equipo de la Plaza del Teatro, Vélez tuvo suerte, jugó un primero tiempo digno atacando como club grande y luego del segundo gol de River tuvo otro punto a su favor, el equipo guayaquileño se quedó  con diez al finalizar la primera etapa.

En lo que restaba del partido, Paúl Vélez no cambió nada ni al juvenil Daniel Porozo que luego saldría con calambres, luego  puso a Ledesma ¿Por qué insistió tanto en Cristian Ledesma? el jugador paraguayo no contribuye, es pesado, no es ágil, no agarra una pelota, era preferible no  traer a nadie, pero Vélez siempre confió en él. ¿Cuánto gana Ledesma? y eso que no hablamos de Marlon Ganchoso porque eso sí ya es para llorar a moco tendido.

Después, Jairón Bonet ingresó tarde cuando ya estábamos perdiendo 3 a 1, tras una falla del beisbolista Andrés Justicia que le pesa la retaguardia al correr, señores hinchas en ese puesto es mejor colocar  a Michael Castro no tenemos a otro. Luego el ídolo de Ponceano ingresó faltando diez minutos y con una carrerita  de gordito cincuentón, ¿Qué va a hacer en diez minutos un jugador displicente como Franklin Salas? y ¡ojo! casi  el elenco de Pizarro marca el cuarto. ¿Cómo un equipo pierde cinco puntos en dos partidos frente a diez jugadores?

Pierde por no arriesgar, porque su entrenador no supo manejar el timonel, porque Paúl Vélez se empecinó en  jugadores que no tienen nivel y no se decidió  jugar al fútbol y atacar. El estratega cuencano pecó de terco y soberbio.

Ahora ojalá sea Fabián Bustos que por lo menos tiene más experiencia, porque Martín Mandra está más para la fiesta en la preferencia y pedirle una cervecita a la madrina y unas tres de morocho para guardarlas a Ledesma, Justicia y Salas. No se me ocurre otro técnico por la situación económica.

Usted: hincha del Deportivo Quito deje la alineación que le gustaría contra Aucas y Liga y ponga un candidato para ya no sufrir tanto. No  tenemos otra alternativa que ponernos el overol y salir a matar o morir, menos pan y más fútbol: Long, Castro, Bonjour, Guerrón, Hernández, Calderón, Quiñonez, Saritama, Porozo por derecha (Bonet), Campos y Rojas por izquierda.

Por: Andres Lasso

Comentarios